viernes, 2 de marzo de 2012

La paradoja de la vida del ser humano

Con motivo de la celebración del día de Andalucía se realizaron en nuestro centro diversas actividades, algunas  relacionadas con la lectura y la expresión oral. Una de ellas estuvo dedicada a Federico García Lorca y le reservaremoss una entrada aparte cuando esté preparado el material, porque fue una actividad bastante elaborada.
La otra fue un Taller de expresión oral; en él participaron alumnos de varios niveles, desde 1º de ESO (fue notable la actuación del alumno Joaquín Palma que dirigió el taller y actuó de moderador en todo momento) hasta 2º de Bachillerato, pasando por 4º de ESO. Los alumnos contaron chistes, anécdotas personales y concretamente una alumna de 2º de Bachillerato -Manuela Grau-, además de varios chistes, les explicó a los compañeros "La paradoja de la vida del ser humano". He aquí en qué consiste esta paradoja:


Al principio de los tiempos, Dios creó el burro y le dijo:"Serás burro, trabajarás de sol a sol, cargarás con todo lo que te pongan y vivirás 40 años"."Señor, seré todo lo que me pidas, pero......40 años son muchos. ¿No sería mejor 20 años?", dijo el burro."De acuerdo", le contestó el Señor. Y así lo creó.

Después Dios creó el perro y le dijo:"Serás perro, cuidarás la casa del hombre, comerás lo que te pongan y vivirás 25 años"."Señor, seré todo lo que me pidas, pero......25 años son muchos. ¿No sería mejor 10 años?", dijo el perro."De acuerdo", le contestó Dios. Y así lo creó.

Después Dios creó el mono y le dijo:"Serás mono, saltarás de árbol en árbol, harás payasadas para divertir a los demás y vivirás 15 años"."Señor, seré todo lo que me pidas, pero......15 años son muchos. ¿No sería mejor 5 años?, preguntó el mono."De acuerdo", le respondió Dios. Y así lo hizo.

Finalmente Dios creó al hombre y le dijo:"Serás el más inteligente de la tierra, dominarás el mundo y vivirás 30 años"."Señor, seré todo lo que me pidas, pero 30 años es muy poco. ¿Por qué no me dais los 20 que no quiere el burro, los 15 que no quiere el perro y los 10 que no quiere el mono?", pidió el hombre."De acuerdo", dijo Dios. Y así lo creó. 

De esto resulta que el hombre viva 30 años como hombre, después se case y viva 20 años como un burro, trabaje de sol a sol para mantener a la familia. Después se jubile y viva 15 años como un perro, cuidando la casa y comiendo todo lo que le pongan. Y acabe viviendo 10 años como un mono, saltando de casa en casa de sus hijos y haciendo payasadas.

¿Qué opináis de esta paradoja? ¿Tiene "algo" de verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario