viernes, 13 de junio de 2014

Relatos inspirados en cuentos tradicionales

Los alumnos de 1º de eso han estado trabajando la narración a partir de la modernización o actualización de cuentos conocidos por todos: La Cenicienta, Los tres cerditos, Blancanieves, Caperucita Roja,...
He aquí algunos de los mejores:

EL DULCE DESPERTAR

Laura y José vuelven de nuevo tristes del ginecólogo, ya que Laura no puede tener hijos. La única posibilidad que existe es una operación que permita que Laura pueda quedarse embarazada. Pero José no quiere que Laura pase por el quirófano.
Un día, Laura descubre a José jugando con un niño y decide que ella tiene que darle un hijo a su marido, así que toma la decisión de operarse.
La operación va tan bien que al año justo Laura y José son padres de una niña a la que llamaron Aurora.

La niña crece sana y fuerte y es la alegría y el orgullo de sus padres. Parece que un hada madrina está guiando sus pasos.
Pero la alegría termina cuando Aurora cumple 18 años. Su padre le ha regalado un coche por su cumpleaños y ahora solo le queda sacarse el carné de conducir. Como Aurora es tan buena estudiante se lo saca a la primera y ese mismo día cogió el coche para dar una vuelta y enseñárselo a sus amigas, con tan mala suerte, que una moto se salta un semáforo y ella, para evitar chocar con la moto, gira bruscamente el coche y se estampa con un camión que había allí aparcado.
El choque es tan brutal que los bomberos tienen que cortar el coche para sacar a Aurora muy malherida.
A su lado está un chico con un casco en la mano y con la cara blanca diciendo que él ha tenido la culpa.
Cuando los padres se enteran del accidente van corriendo al hospital para ver a su hija. Pero cuando llegan allí los médicos les dicen que la están sometiendo a una operación muy arriesgada.
En la sala de espera está el chico del casco repitiendo que él es el culpable.
Tras más de 4 horas de espera, aparece un doctor llamando a los familiares de Aurora. Les comunica que la operación a la que han sometido a Aurora ha ido bien dentro de la gravedad, pero Aurora está en coma y no saben cuando va a despertar.
Pasan los días, las semanas y los meses y la situación de Aurora no cambia, la alegría que llegó a la casa de Laura y José ha desaparecido. Ellos no se mueven del hospital ni de día ni de noche esperando que se produzca el milagro.
Durante todo este tiempo, una persona va a diario a ver a Aurora, es Marcos, el chico del casco, que a pesar del tiempo transcurrido, sigue repitiendo que él es el culpable y pidiendo perdón a Laura y a José.
El día que Aurora cumple 21 años, es un día triste como los tres años anteriores ya que Aurora sigue sumida en un sueño profundo.
Marcos va a verla como todos los días y le lleva una flor. Laura se emociona tanto que tiene que dejar la habitación para que Marcos no la vea llorar.
Marcos se acerca a Aurora, coloca la flor entre sus dedos y deposita un beso en sus labios. Luego le dice al oído:
-Por favor despierta.- luego se va.
Cuando Laura regresa a la habitación ve la flor entre los dedos de Aurora y descubre con asombro que la tiene firmemente agarrada. Intenta quitársela pero parece que Aurora no la quiere soltar. La madre se asusta y llama a las enfermeras y estas a su vez al médico que confirma que Aurora está empezando a despertar.
Laura llama emocionada a José que viene volando. Aurora abre los ojos lentamente y pregunta a sus padres qué es lo que ha pasado y estos le cuentan todo lo ocurrido en los últimos tres años. Pero Aurora no recuerda nada, solo que alguien la ha besado y le ha dicho en el oído que despierte.
Aurora y José están sorprendidos y esperan a la llegada de Marcos al día siguiente para preguntarle si ha sido él. Cuando llega Marcos se sorprende de que José y Laura estén esperándolo en la puerta y cuando le dicen que se ha despertado sale corriendo a la habitación pero José lo detiene, quiere saber si fue él quien hizo que su hija despertase. Antes de que conteste Marcos, José y Laura lo abrazan y lo acompañan a la habitación. Cuando Aurora ve a Marcos lo mira extrañada porque no sabe quién es, pero al escuchar su voz, recuerda las palabras que quedaron grabadas en su mente y se sonroja al recordar el beso anterior.
Marcos trata de disculparse ante Aurora por lo que ocurrió hace tres años. Pero Aurora solo recuerda el beso que la despertó.
Los años siguientes fueron muy felices para todos, sobre todo para Aurora y Marcos que se casaron y tuvieron un niño y una niña preciosos.

                                                            FIN
Sara Benítez de la Rosa (1º eso A)

No hay comentarios:

Publicar un comentario